Un vecino ruidoso es como un dolor de muelas.


Abril 28 de 2022

Un vecino ruidoso es como un dolor de muelas. Todos lo hemos tenido alguna vez y suelen ser nuestra peor pesadilla. Es cierto que el hecho de vivir en comunidad ya nos sumerge, de algún modo, en el mundo de los ruidos. Debemos ser un poco más tolerantes y admitir que residir en un piso no será como vivir aislado en una casa en plena naturaleza. Esto es así.

Pero hay personas que pueden extralimitarse a menudo y, por tanto, causarnos grandes molestias. ¿Podemos hacer algo al respecto? ¿De qué manera podemos plantear la situación para poner fin a los ruidos? ¿Cómo se hace una mediación? ¿Puedo denunciar? Respondemos a todas estas preguntas, a continuación.

¿Qué significa tener un vecino ruidoso?

Lo sabes bien. El vecino ruidoso es el que eleva demasiado el volumen de su voz, organiza fiestas a menudo y hasta altas horas de la noche o la madrugada, tiene hijos que corretean y dan golpes sin parar o se pone a hacer bricolaje un domingo a las 8 de la mañana. Esto son algunos de los ejemplos más comunes, pero las prácticas de un vecino ruidoso son múltiples y variadas. La pregunta es, ¿puede hacer ruido a la hora que le plazca?

La respuesta, evidentemente, es no. Para saber hasta qué hora es lícito hacer ruido hay que consultar las ordenanzas de la ciudad en la que residamos aunque, en última instancia, la respuesta estará en los estatutos de la comunidad de propietarios. Por lo general, está permitido hacer ruido de lunes a viernes desde las 8 hasta las 21 horas, aunque en algunos municipios se puede hace ruido hasta las 22 o las 23 horas. Durante este período se puede tocar instrumentos, hacer obras, organizar fiestas o poner música. Pero siempre respetando el nivel permitido de decibelios: 35, como máximo. Desde las 22 hasta las 8 horas, el límite es 30.

¿Vecino ruidoso? Se recomienda, ante todo, la mediación

Lo primero que se recomienda ante la existencia de un vecino ruidoso es la mediación. Hay que intentar resolver el conflicto por la vía pacífica, hablando directamente con el vecino, si es posible. Aunque estemos enfadados, es importante hacer uso de la inteligencia y plantearle el problema claramente, pero sin gritos y con respeto.

Por ejemplo: Disculpa, llevamos unos cuantos días escuchando muchos ruidos por la noche. Puede que hayas celebrado algunas fiestas y me parece bien, pero mi familia necesita descansar porque los niños van al colegio y, nosotros, a trabajar. ¿Podríais bajar un poco el volumen? Te lo agradecería. 

Si tu vecino es sensato, quizá sea posible el acuerdo. Lo más lógico es que te pida disculpas y te indique que intentará que no vuelva ocurrir. Pero no siempre es así. ¡Ojalá fuera posible! Si el vecino ruidoso no entra en razón, tendrás que explicar la situación al presidente de la comunidad, que tendrá la obligación de pedir al vecino que dé por terminada la actividad que está causando molestias a otros vecinos.

 

SPINTEGRADO SPI & Co
SPINTEGRADO SPI & Co Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2022 spintegrado.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co